Implantología Straumann

Cuando perdemos una o varias piezas dentales, nuestra calidad de vida puede verse considerablemente afectada. Es por eso que en la Clínica Dental Monterols apostamos por sistemas de implantología que nos garanticen unos resultados exitosos y duraderos para que puedas recuperar tu sonrisa con su función masticatoria además de estética. 

Implantología
Straumann

Cuando perdemos una o varias piezas dentales, nuestra calidad de vida puede verse considerablemente afectada. Es por eso que en la Clínica Dental Monterols apostamos por sistemas de implantología que nos garanticen unos resultados exitosos y duraderos para que puedas recuperar tu sonrisa con su función masticatoria además de estética. 

¿Que es un implante?

Los implantes dentales permiten recuperar los dientes perdidos de una manera funcional y estética. Consisten en la colocación de una raíz artificial en el interior del hueso mediante una intervención quirúrgica. Sobre esta raíz artificial podemos colocar uno o más dientes en forma de prótesis.

La colocación de implantes dentales nos permite recuperar nuestra calidad de vida, nuestra función masticatoria y así cómo la estética de la sonrisa. Con los implantes dentales se imitan las características de los dientes naturales por eso es el tratamiento de primera elección y la mejor solución para reponer los dientes perdidos.

El porcentaje de éxito de los implantes dentales en nuestra clínica es muy alto. Es resultado de la especialización de nuestros implantólogos, el uso de técnicas más avanzadas y la experiencia y formación continuada en este campo junto con el uso de implantes de alta gamma como el sistema de implantes Straumann.

 Saber más sobre Straumann

Nuestros
Tratamientos
de implantes
especializados

En los casos en que hemos perdido una única pieza dental, la podremos reponer por un único implante.

No obstante, si hemos perdido tres piezas dentales no tendremos que colocar 3 implantes, ya que generalmente colocando dos ya será suficiente.

Cuando hemos perdido varias piezas dentales, podemos hacer diseños específicos para poder sustituir el máximo de dientes posibles con el número de implantes estrictamente necesarios. Siempre habrá que estudiar cada caso individualmente.

Al cabo de un mínimo de 3 meses de la colocación de los implantes, se empezará a fabricar la corona sobre el implante y ya se podrá disfrutar funcional y estéticamente de un nuevo diente.
Si hemos perdido todas las piezas de una arcada dental hará falta estudiar la cantidad de implantes más adecuada y qué tipo de prótesis será la mejor para cada caso. El doctor valorará y le recomendará el mejor tratamiento. Podemos optar por: Sobredentaduras: Necesitaremos entre 2-4 implantes.

Prótesis fija híbrida: Necesitamos entre 4-6 implantes.

Prótesis fija metal-cerámica: Necesitamos entre 6-8 implantes.

Ver más información aquí.
En la Clínica Dental Monterols ofrecemos lo que se conoce como implante inmediato, procedimiento por el cual se lleva a cabo la extracción de la pieza dental y la colocación del implante en el mismo momento.

Con este tipo de tratamiento podemos realizar extracciones dentales y colocar los implantes y los dientes el mismo día. Se puede realizar tanto en dientes individuales como en arcadas completas.

Este tratamiento está muy solicitado, ya que el paciente sale de nuestra clínica el mismo día con los implantes colocados y una prótesis fija provisional, ganando confianza y calidad de vida.
Las técnicas de regeneración ósea en implantes se realizan en situaciones en que el hueso donde se colocará el implante es escaso o insuficiente.

En estos casos lo que hacemos es añadir pequeñas cantidades de hueso artificial. Estas técnicas son imprescindibles para garantizar la estabilidad del implante a largo plazo, además de poder colocar el implante de la anchura y altura necesaria para cada pieza dental.

Existen dos técnicas de regeneración ósea en nuestra clínica:

Regeneración ósea avanzada: Son aquellas cirugías previas a la colocación de los implantes. Mediante hueso artificial y membranas de colágeno donde devolvemos el volumen de hueso perdido al paciente para poder garantizar el éxito a largo plazo. Pasados unos meses, cuando el hueso está maduro, podemos colocar los implantes adecuadamente.

Elevación de sinus maxilar: Esta técnica de regeneración ósea vertical está indicada cuando se han perdido los premolares y/o molares del maxilar superior y no se dispone de altura de hueso suficiente para que el implante tenga una correcta estabilidad. Con esta técnica elevamos la membrana que recubre el interior del sinus maxilar rellenando la cavidad sinusal con hueso artificial. Esto nos permite la colocación de implantes a la zona de hueso regenerado. La vía de entrada del material puede ser a la misma perforación del implante (técnica de elevación con osteótomos) o con una pequeña ventana a la pared del sinus maxilar (técnica externa de elevación de sinus).
Los injertos de encía en implantes son técnicas de cirugía mucogingival indicadas en casos donde se realizará un tratamiento de implantes y no hay suficiente encía de calidad para garantizar el éxito del implante a largo plazo. Habitualmente se utiliza un injerto de encía del mismo paciente que se traslada a la zona donde es necesaria.
Una vez colocado el implante dental y la prótesis hay que establecer una fase de mantenimiento. Estos mantenimientos se tienen que realizar tanto en casa por parte del paciente, como en la clínica cada determinados meses.
El mantenimiento en casa consistirá en aplicar diariamente unas recomendaciones de higiene oral personalizadas. Estas se tendrán que seguir estrictamente para evitar infecciones o el desajuste de la prótesis sobre el implante.
En el mantenimiento en clínica, podremos desmontar, en ciertos casos, las prótesis sobre implantes para poder realizar una limpieza profesional. Valoraremos la salud de la encía y del hueso con radiografías para comprobar que los implantes están en buen estado.
Todos los mantenimientos servirán para:

Detectar de forma precoz la inflamación de los tejidos alrededor del implante (mucositis) y pararlo.

Prevenir la periimplantitis o pérdida de hueso. Esta se origina a partir del no tratamiento de la mucositis, la cual está causada por el cúmulo de placa y restos de alimentos en la periferia del implante.

Mantener la correcta función de la prótesis, ya que con el tiempo pueden desgastarse las prótesis o descanterarse la cerámica.Evitar la pérdida del implante y, consecuentemente, de la prótesis.

Fases del
Tratamiento

Paso 1

1ª visita de valoración
Se realizará una valoración general y explicación del plan al paciente.

Paso 2

Estudio radiológico con Tac 3D
Planificación mediante una radiografía en 3D definiremos la calidad y cantidad ósea y planificaremos la cirugía de implantes

Paso 3

Colocación de implante
Realización de la cirugía de colocación de implante bajo anestesia local

Paso 4

Revisiones
Retirada de sutura y posteriores revisiones del implante hasta que cumpla el tiempo de maduración necesario para la colocación de la corona

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

La colocación de implantes se realiza con anestesia local. Se realiza una cirugía donde se lleva a cabo una pequeña incisión en la encía para poder acceder al hueso y colocar el implante. Este se colocará directamente en el hueso y después se suturará la encía. El procedimiento es indoloro y cada paciente recibirá sus pautas post-quirúrgicas correspondientes. Además, el paciente deberá acudir a la clínica para hacer las revisiones correspondientes.

Los implantes se colocarán sumergidos bajo la encía durante mínimo 2-3 meses, dependerá de cada caso. Durante este tiempo se produce el proceso de osteointegración, donde el implante se fusiona con el hueso. A continuación, se procederá a descubrir los implantes. En esta fase se realizará una pequeña incisión en la parte superior del implante para colocar los tapones de cicatrización, para que la encía cicatrice alrededor. Al cabo de una semana aproximadamente, la encía ya estará preparada para comenzar la fase protésica (fase donde se empezará a fabricar la corona del implante). La fase protésica, requiere varias sesiones, ya que se deberán tomar medidas de la boca del paciente, enviarlo al laboratorio y realizar varias pruebas hasta obtener un resultado satisfactorio. Cuando tengamos la corona lista la caracoles o cementado al implante y ya disfrutaremos de la nueva diente.

Si hemos perdido una única pieza dental, la podemos reemplazar por un único implante. Si hemos perdido por ejemplo, tres piezas dentales no será necesario colocar 3 implantes, generalmente colocando dos ya habrá suficiente. Si hemos perdido toda una arcada dental, habrá que estudiar cuál es la cantidad de implantes más adecuado y cuál será la mejor prótesis. El implantólogo estudiará cada caso y recomendará exactamente el número de implantes más adecuado.

Existen muchos tipos de marcas de implantes en el mercado. Parte del éxito en el tratamiento del implante está directamente relacionado con las características del implante, es decir la marca del implante. Hay que informarse bien preguntando a su odontólogo qué implante le colocarán. No todos los implantes son iguales. 

En principio si no hay ninguna enfermedad sistémica importante que condicione el tratamiento y el paciente a terminado el crecimiento, cualquiera puede ser apto. La anamnesis inicial que le realizará el doctor nos aportará información para saber si el paciente puede realizar este tratamiento.

Los implantes dentales y las coronas sobre los implantes son tratamientos que pueden durar muchos años si tenemos cuidado de ellos. Los consejos que podemos dar son: 

  • Limpieza del diente que va sobre el implante: La limpieza es similar a la del resto de los dientes con un cepillo normal tres veces al día siguiente de comida. Lo importante es la constancia y la dedicación a limpiar los dientes. El punto débil de la higiene es la encía. Es muy conveniente limpiar bien la encía entre los espacios interdental. 
  • Revisiones en la clínica dental: Las revisiones de los implantes son muy necesarias para detectar cualquier problema. Revisar que la encía y el implante esté sano. Hay que comprobar que el nivel del hueso que rodea el implante esté estable. Comprobaremos que la corona está bien fijada al implante y no se ha aflojado.
  • Comprobar que la oclusión es correcta. 
  • Limpiar cálculo si existiesen.

La duración de cualquier tratamiento odontológico, incluidos los implantes, está relacionada con el cuidado y la higiene que tenga el paciente. Los implantes no pueden sufrir enfermedades como la caries, pero si pueden sufrir pérdida ósea, un fenómeno llamado periimplantitis. Si su higiene es correcta y se realiza sus revisiones periódicas cada año, sus implantes pueden durar muchos años. En pacientes con enfermedad periodontal es recomendable visitas de revisión más a menudo, ya que tienen mayor posibilidad de fracaso.