Caries y
Endodoncia

La caries es una enfermedad causada por bacterias que normalmente están presentes en nuestra boca. Estas bacterias metabolizan los azúcares de la dieta produciendo ácidos orgánicos que son los responsables de desmineralizar los dientes llevando a la destrucción parcial o total de la pieza dental.

Caries y Endodoncia

La caries es una enfermedad causada por bacterias que normalmente están presentes en nuestra boca. Estas bacterias metabolizan los azúcares de la dieta produciendo ácidos orgánicos que son los responsables de desmineralizar los dientes llevando a la destrucción parcial o total de la pieza dental.

La Odontología conservadora es la encargada de restaurar los tejidos lesionados de los dientes generalmente por caries mediante obturaciones o reconstrucciones (empastes).  La base de la odontología conservadora es la prevención, pero no siempre es posible evitar las infecciones bucodentales, es entonces donde los tratamientos conservadores se encargan de eliminar la caries preservando al máximo posible el tejido sano del dientes y restaurándolo para que pueda continuar siendo funcional y estético.

 El objetivo principal es mantener el diente en la boca con salud funcionalidad y estética con un enfoque conservador, porque la extracción dental siempre debe ser la última opción

Nuestros
Tratamientos de
Odontología Conservadora

Las caries no siempre hacen daño, depende de su profundidad. Pueden tener varias fases que van desde la sensibilidad a cambios térmicos, hasta fases más dolorosas. Sin embargo, las caries no son dolorosas de tratar.

Primero deberemos que eliminar toda la caries y el tejido dental que haya quedado infectado por la caries. La caries habrá causado una pérdida de estructura dental que tendremos que recuperar mediante una obturación o reconstrucción (empaste) de composite. Una vez colocada la obturación, habrá que pulirla y ajustar la oclusión para que el paciente se sienta cómodo y vuelva a recuperar la función, salud y estética de la pieza dental.
Los traumatismos, las fracturas y las grandes caries producen la comunicación de la flora bacteriana presente habitualmente en la cavidad oral hacia dentro del canal interno de los dientes, donde se encuentra el nervio y los vasos sanguíneos (pulpa) produciendo contaminación bacteriana, inflamación e infección del nervio.

El tratamiento consiste en eliminar el nervio infectado o necrosado mediante instrumentos denominados limas de endodoncia. A continuación se procede a la desinfección del conducto dental mediante la irrigación, a conformar tridimensionalmente el conducto y a sellar el canal interior del diente un material llamado gutapercha y cemento para endodoncia.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Las caries tienen generalmente un aspecto de color marrón o amarillento, aunque pueden presentar opacidades o defectos en la anatomía dentaria. No obstante existen caries que se forman entre los dientes que solo son detectables mediante radiografías.

Primero habrá que eliminar toda la caries y el tejido dental que haya quedado infectado por la caries. La caries habrá causado una pérdida de estructura dental que tendremos que recuperar mediante una obturación o reconstrucción (empaste) de composite. Una vez eliminada la caries se tratará el diente para recibir la obturación. Una vez colocada la obturación, habrá que pulirla y ajustar la oclusión para que el paciente se sienta cómodo y vuelva a recuperar la función, salud y estética de la pieza dental.

Los traumatismos, las fracturas y las grandes caries producen la comunicación de la flora bacteriana presente habitualmente en la cavidad oral (dentro del canal interno de los dientes, donde se encuentra el nervio y los vasos sanguíneos), produciendo contaminación de este con la posterior inflamación, infección y muerte (necrosis) del nervio.

El tratamiento consiste en eliminar el nervio infectado o necrosado mediante instrumentos denominados limas de endodoncia. A continuación se procede a la desinfección del conducto dental mediante la irrigación, a conformar tridimensionalmente el conducto y a sellar el canal interior del diente mediante la condensación de un material llamado gutapercha y cemento para endodoncia.

Una vez la endodoncia ha finalizado se procederá a la reconstrucción de la pieza mediante composites, con o sin dispositivo de retención (poste), y coronas según la cantidad de diente remanente que quede. Es necesaria la reconstrucción definitiva de la pieza al terminar la endodoncia. Además de eliminar la enfermedad del nervio, el tratamiento de endodoncia permite, junto con la reconstrucción dentaria, recuperar la función masticatoria del diente. Si no deberíamos extraer la pieza.

Se trata de un proceso terapéutico que se lleva a cabo mediante anestesia local. En muchas ocasiones es necesario más de una cita para finalizarla, dependiendo de la afectación de la pieza. Se trata de un procedimiento muy laborioso y que requiere de una técnica muy precisa y minuciosa.

La estructura de un diente con endodoncia está menos hidratada y podría romperse con más facilidad. Es por eso que, cuando se tiene poca o débil estructura dentaria, se recomienda protegerla con una corona cerámica que la recubra por completo.

Sí. La caries es una infección localizada con destrucción de tejido dentario que está relacionada con la presencia de placa bacteriana, azúcares o restos de comida. Una pieza de endodoncia no tiene nervio pero sí está formada, de la misma manera que un diente normal, por tejidos como el esmalte y la dentina. Así pues, se puede crear una caries si no tenemos cuidado de la higiene.